domingo, 3 de octubre de 2010

CONSUMO DE ACIDO FÓLICO EN GESTANTES


El ácido fólico, también llamado ácido pteroilmonoglutámico. Vitamina B9 o folacina es un compuesto nutricional que, junto con la vitamina B12 participa en la síntesis del ADN, la proteína que compone los cromosomas y que recoge el código genético que gobierna el metabolismo de las células, por lo tanto es vital durante el crecimiento. Durante el embarazo, las mujeres gestantes pueden desarrollar deficiencia de folatos (ácido fólico), de manera insidiosa. La deficiencia de ácido fólico se manifiesta con anemia grave se observa más a menudo acompañada de ausencia de cuidados prenatales, y rara vez pasa inadvertida debido a un lento progreso.Los alimentos que contienen cantidades apreciables de ácido fólico son: verduras, riñón, hígado; las fuentes pobres son: leche, arroz, maíz y cereales. La ingestión de folatos puede reducirse considerablemente con la cocción de las carnes y los vegetales, lo mismo que por el consumo de alimentos enlatados con grandes volúmenes de agua. Los folatos se absorben sobre todo en la parte proximal del intestino delgado. En condiciones normales la ingestión mínima diaria de folato necesaria para conservar las reservas y la formación de glóbulos rojos suficientes son de 50 microgramos; esta dosis no difiere entre los sexos, pero se incrementa considerablemente durante el embarazo y la lactancia. Durante la gestación el consumo del ácido fólico previene en un 50% la aparición de enfermedades del tubo neural del bebé como la anencefalia, espina bífida y mieloleningocele. Estas enfermedades son frecuentes, alrededor de 1 cada 1000 nacimientos, y algunas veces son causa de interrupción del embarazo en forma espontánea.El 95% de los niños que nacen con estas alteraciones pertenecen a las familias sin antecedentes de esta enfermedad. El ácido fólico se recomienda durante todo el embarazo y el puerperio. Previniendo la aparición de ulceras bucales y favorece el buen estado del cutis, retarda la aparición de canas, ayuda al aumento de leche materna, protege de las parásitos intestinales y la intoxicación de comidas en mal estado.FACTOR IMPORTANTE DEL ÁCIDO FÓLICO: El factor más importante de la deficiencia de ácido fólico durante el embarazo es el aumento de las demandas de la vitamina, ya sea de manera propia en el embarazo normal o sobrepuesto por algún problema médico u obstétrico que requiere folatos. Durante el embarazo la necesidad base de folatos se incrementa por lo menos 10 veces sobre las necesidades en las mujeres no embarazadas. Se recomienda la ingesta de 800 microgramos diarios durante el embarazo. Durante el embarazo el ácido fólico tiende a disminuir con el progreso de la gestación, alcanzando concentraciones subnormales cerca del término. La administración de 1 mgr. al día es la dosis recomendada para la profilaxis de cualquier problema durante el embarazo. La demanda de ácido fólico durante el embarazo se incrementa con el embarazo múltiple. Se ha tribuye la deficiencia de ácido fólico, el desarrollo de anomalías congénitas, y de manera específica, defectos del tubo neural (columna vertebral), depresión, preeclampsia y otros problemas previos al parto como el desprendimiento prematuro de la placenta. Virtualmente no hay contraindicaciones para el uso del ácido fólico y la dosis de 1 mgr por día, cubre todas las probables complicaciones obstétricas y médicas que requiere exceso de folatos y satisface las demandas del embarazo.DOSIS RECOMENDABLESLa dosis recomendada varía de acuerdo a los antecedentes de enfermedades en la mujer.Mujer sin antecedentes de enfermedades del tubo neural.- Se debe iniciar suplementos diarios de ácido fólico de 0,4 mgr, además de los alimentos que contengan dicha vitaminaMujeres con antecedentes de embarazos con enfermedad del tubo neural.- Debe recibir un suplemento de 4 mgr diarios de ácido fólico durante el embarazo, si fuera posible desde 2 meses antes de quedar embarazada y continuar durante la gestación.No debe asociarse con polivitamínicos, ya que pueden excederse las dosis recomendadas de otras vitaminas como la vitamina A, que puede ser teratogénica (que produce malformación en el feto). Otras mujeres con riesgo.- Las mujeres con parientes cercanos de enfermedades del tubo neural, mujeres con diabetes (riesgo de enfermedad 1%), o con convulsiones tratadas con carbamazepina (1%), o con parejas con defecto del tubo neural (2/3%), deben recibir un suplemento diario de 4mgr de ácido fólico desde por lo menos 2 meses antes del embarazo y durante 3 meses posteriores a la concepción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada